miércoles, 5 de diciembre de 2007

A luz - Lisboa y el Futbol

Hola a todos.

El pasado miércoles, y como ya os había anunciado, vi La Luz. No, no he recibido una llamada divina, sino que estuve en "A Luz", la Catedral del fútbol portugués (la verdad es que los leones tenían que haber patentado el nombre). Fue mi bautismo en un partido de la Champions League y ni más ni menos que para ver un Benfica – Milán. Aún me acuerdo de aquellos partidos Osasuna – Toledo que me tragaba en la tribuna lateral con los rojillos jugando en segunda y a 0 grados. Vamos, como podéis imaginar… lo mismo. Eso sí, aun con el frío, lo de ver a los rojillos siempre será especial, en primera, segunda, o donde haga falta.

Antes de comentaros como se va al fútbol en Lisboa os contaré una cosa que seguramente ya me la habréis oído muchos. Me acuerdo que cuando llegué al Departamento, hubo tres preguntas claves. Nombre: Alberto. Fecha de cumpleaños (para lo del pastel, claro): 22 de noviembre. Equipo de fútbol: Osasuna. Y la siguiente frase fue: “no, no, allí no. Aquí en Lisboa”. Joé, si acababa de llegar. Si justo sabía que había dos equipos en Lisboa. “Pues no hay dos, hay tres”, me dijeron. El tercero juega detrás del Monasterio de los Jerónimos, en Belén, y de ahí procede el delantero estrella de Osasuna en lo que va de temporada, Dady.

Pero a lo que estamos tuerta, que se rifa un ojo. La verdad es que el fútbol se vive aquí de otra manera. Con el título de bachiller, la peña saca el de entrenador. Aquí las conversaciones del café no son sobre si Raúl (o sea, su homónimo portugués) tiene que estar en la selección. No, aquí se discute si es mejor jugar en rombo, con doble pivote, aprovechar las bandas o porque nadie le hace la cobertura al lateral o entienden el juego dentro-fuera de Cristiano Ronaldo en la selección. Así que con esos antecedentes, te invitan al campo. Ah, para los poco conocedores del tema, al portero se le llama “Guardaredes” y al delantero “Avançado”.

Antes de entrar, se para en las Roulottes (véase la foto). Que son como txoznas sanfermineras (a no, que ya no son sanfermineras) donde la peña se toma unas cañitas y se come unas “bifanas” (bocadillos de lomo) o unos “coiratos” (cortezas de cerdo) antes del fútbol. Vamos, que no es como allí que la peña se va con un bokata tamaño trombón de varas al campo y se lo zampa en el descanso cual ajoarriero en los toros. Aquí la gastronomía es anterior. Ah, y no conocen las pipas o por lo menos, no con la devoción que tenemos allí. Supongo que el jueves, cuando limpiaban el estadio se dieron cuenta de la presencia de un extranjero en aquél asiento.

Y antes del partido baja “Victoria”, que aunque en la foto no se vea un pijo, es un águila (española ella) que da varias vueltas volando alrededor del estadio hasta que acaba por posarse en un muñeco que tienen en el césped. La peña ruge mientras Victoria vuela y rompe a aplaudir cuando llega hasta el muñeco. Eso indica que los jugadores están a punto de salir. Bueno, eso y la música de la Champions a toda leche. El campo, media entrada, aunque la temperatura era muy buena (11 grados a las 8 de la tarde y casi en diciembre) y el partido muy importante para los intereses benfiquistas. La causa, el precio de las entradas, 35 euracos la mía y eso que estábamos arriba arriba. Parece que los intereses del Benfica y de sus administradores divergen un poco.

Del partido no voy a haceros un resumen, acabó empate y con el Benfica fuera de la Champions (aunque ayer se clasificaron para la UEFA). Más o menos la gente lo preveía, así que se fueron a casa con el buen sabor de boca del juego. Claro que en España le hubieran pitado hasta al tío de las almohadillas, pero bueno… diferencias culturales. Y poco más. Al día siguiente los Sportinguistas se meten con los benfiquistas, mientras que la peña del Oporto, que no juega en la ciudad pero que ha ganado las últimas ligas, una champions y no se cuantas cosas más, los mira con cara casi de arrogancia.

Eso si, ahora ya puedo decir, y eso que antes no sabía ni la clasificación, que el lateral derecho del Benfica no vale un pimiento (donde esté nuestro Azpilicueta) y que necesitan con urgencia un delantero goleador (suena el nombre del exrojillo soldado). Al final Camacho (coño si no me fijé si sudaba como en el mundial) juega con un solo delantero nato y al equipo le cuesta hacer gol. Como veis, estoy haciendo puntos para que me den el título de entrenador. Ah, y después de este artículo, seguro que algún sportinguista me invita a hacer una visita al Estadio de Alvalade, para ver si consiguen un artículo como este. A mí, con que me inviten a la bifana de antes del partido…

Y de allí me fui al aeropuerto a recoger a unos coleguitas que han venido a hacerme una visita. Pero eso, como la victoria de Titín en el 4 y medio (esto, a la mitad de los lectores del blog les suena a chino mandarín, tranquilos que ya lo explicaré un día) o la página web que he encontrado sobre la gastronomía foral… eso son historias para otro día.

Nos leemos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En primer lugar felicitaciones a Sonia y sus paisanos por ser los primeros en la introducción del jamón ibérico en EE.UU.. Lo malo de esto es que si comen mucho subiran los precios aquí.
Como va de fútbol este articulo, ¿oye te puedes hacer corresponsal del Diario de Navarra?, decir que con tal de que Osasuna se mantenga en primera, estaremos contentos. Parece que la rivalidad en Lisboa es como la del Real Madrid y At. Madrid, ó BarÇa-Español. Tú juega a dos bandas, y merienda en los dos campos. Suponemos que este puente disfrutarás en tu "casa" de Madrid, por lo que terminamos hasta la próxima.
Tomás y Mª Carmen.

Fer y Alber dijo...

Hola desde Madrid, la ciudad más grande y flipante de la Península Ibérica toda. Te mandamos un abrazote y felicitaciones retrasadas por tu cumple. Desde que a Alberto le robaron la agenda el tema de las fechas de cumpleaños es un desastre. Oye, tienes un blog muy interesante, tras años y años visitando Portugal nos estamos enterando ahora de cosas que no sabíamos. Besotes a la dulce Sonia. Y no te olvides de la receta del Bolo Bolacha, por lo que más quieras.

Anónimo dijo...

Menos mal que al comentario del fútbol se han apuntado Fer y Alber, que de esto saben un montón.
A mi tampoco es de las cosas que más gracia me hacen (recuerdo aquel partido Osasuna-Las Palmas en que "deboré" El País mientras los socios rompian las tarjetas en protesta a la Directiva; eso si que era "champion").
Pero veo interesante la "idiosincrasia" de los portugueses a la hora de expansionarse , "técnicamente", a base de bocatas-pintxos para entrar calientes al partido.
Hoy, tu Osasuna, se la juega con el Valencia, después de haber superado la prueba del Sevilla; confiemos en que la "afrenta" que supuso la victoria del Athletic en Mestalla no haya sido un revulsivo.
Tengo interés en conocer el descubrimiento de la web gastronómica de Navarra y la receta del Bolo Bolacha.
Hasta tu vuelta de Madrid.
JJA

Pilar dijo...

Hola, hola, yo no voy a comentar na del futbol porque sabes que no me va, pero si que observo, por tus comentarios y fotos que no te está dando tiempo a aburrirte ni sentirte foráneo, ya que te están agasajando y acompañando muy bien-¡estupendo¡ es buena señal. Que todo siga a así hasta que se te acabe el tiempo en esa bonita ciudad. besos

Igor dijo...

Hola Alberto!
Perdona mi español.
Soy Igor, amigo de Pierluigi Casu.
(recordar San Firmin?)

Yo vi su blog, y quería salutarti.
Usted menciona también el mío.
http://piccolobaccelliere.blogspot.com

ciao!

Alberto Almoguera dijo...

Gracias a los habituales; gracias a los intermitentes y gracias a los nuevos.

Que gente tan amante de Lisboa y Portugal diga que les estoy descubriendo cosas nuevas es un elogio.

Que un escritor diga que el blog es interesante, hace que uno no entre por la puerta de casa.

Que un Italiano ponga comentarios en el blog de uno hace que uno se vea globalizado.

Que vosotros escribáis en los comentarios hace que merezca la pena seguir perdiendo horas de sueño para poder contaos mil y una historias.

Un abrazo